Usted está aquí

Eco Oro y la IFC planean una demanda contra Colombia

Foto: Jorge Willian Sánchez Latorre

El día jueves 3 de Noviembre te invitamos a usar las etiquetas #IFCDivest y #Santurbán en rechazo a la intención de la empresa Canadiense Eco Oro Minerals de demandar a Colombia ante tribunales internacionales, luego de confirmarse la ilegalidad de los proyectos de explotación minera en ecosistemas de páramo.

Este día tendrá lugar en Ottawa, Canadá, una asamblea de accionistas de la compañía Eco Oro (antes llamada GreyStar), que hace presencia en el páramo de Santurbán.

Según se ha confirmado, el objetivo de la asamblea es aprobar decisiones que permitan a la empresa y su principal accionista, la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés), hacerse con recursos suficientes para entablar una demanda contra el Estado colombiano ante tribunales internacionales.

La decisión se da en respuesta a la prohibición para hacer minería en páramos impuesta por la sentencia C-035 de 2016 de la Corte Constitucional, que cerró todas las posibilidades a la explotación de los títulos en Santurbán.

Las demandas ante tribunales de arbitramento son un mecanismo, contemplado en los tratados de libre comercio, mediante el cual compañías como Eco Oro presionan a los Estados ―para obtener decisiones que les favorecen― y, muchas veces, obtienen ganancias superiores a las inversiones que han hecho.

En el caso del páramo de Santurbán las demandas que puedan interponer las compañías multinacionales allí establecidas no tienen procedencia alguna, a la luz de la jurisdicción colombiana, puesto que los títulos mineros son meras expectativas. Sin embargo, los tribunales de arbitramento, no están obligados a considerar en sus fallos la legislación de los países.

Una de las consecuencias de lo anterior es que con mayor frecuencia son las compañías las que se coronan como ganadoras en estos pleitos acarreando así millonarias multas a países como Colombia.

Es en este contexto que la compañía Eco Oro Minerals y la IFC, tras haber intentado en más de una ocasión hacer explotación a gran escala en el páramo que proporciona el agua a Bucaramanga, ha venido intentando alcanzar acuerdos que le permitan emprender una agresiva querella contra la Colombia, que podría abrir la puerta a otras demandas por parte de un sin número de compañías que tienen títulos en los páramos del país.

Para evitar que se salga con la suya estamos adelantando un campaña en contra de la presencia de Eco Oro en el páramo de Santurbán, exortando a la IFC a retirar sus inversiones en Santurbán y exigiendo a esta empresa que cumpla con la ley colombiana y en consecuencia renuncie a sus títulos mineros y a la intención de despojar a los colombianos por la vía de una demanda que, así como sus pretensiones de explotar el páramo, carecen de toda razón y sustento legal.

Compartir